Un nuevo juego de la franquicia Assassin’s Creed llega a la generación actual de consolas y PC más sólido que nunca. Desarrollado y distribuido por Ubisoft, Assassin’s Creed Syndicate refuerza la experiencia single-player de la saga con muchas nuevas funcionalidades, incorporadas al estilo de juego propio de los AC que ya conocemos. A continuación, su análisis en profundidad.

Situado en Londres durante el año 1868, el juego le propone al jugador alternar entre dos personajes principales: Jacob y Evie Frye. Estos hermanos mellizos llegan a un Londres infestado de templarios, ante quienes la iglesia y la monarquía están perdiendo el poder. En este escenario, Jacob y Evie deberán erradicar a los templarios de la ciudad mientras conocen, a lo largo de sus aventuras, personajes históricos reconocidos como Charles Dickens, Charles Darwin, Alexander Graham Bell, Karl Marx y la Reina Victoria, entre otros.

Cada uno de los hermanos tiene habilidades exclusivas, haciendo que sus estilos de juego se diferencien mucho. Jacob, en primer lugar, tiene habilidades de combate y se lleva mejor con los enfrentamientos cuerpo a cuerpo cuando la situación se pone difícil. Por otro lado, Evie tiene habilidades que la hacen una experta del sigilo, pudiendo incluso volverse invisible frente a enemigos al permanecer en una posición estática. El jugador puede alternar entre ellos mientras recorre la ciudad y realiza actividades secundarias. En el caso de las misiones de historia, la elección de cada personaje se verá limitada dependiendo de lo que el juego haya asignado para esos objetivos en particular.

La historia de este juego me pareció fresca y entretenida. Por su parte, los personajes principales están excelentemente logrados y sus diálogos son siempre creativos, lo que provoca una sonrisa en el jugador. Si bien los AC siempre giran en torno a las mismas problemáticas (templarios, una pieza del edén, un villano que obtiene “poderes superiores”), esta entrega tiene cambios de ritmo y variedad de misiones secundarias que harán que se sienta bastante original.

Algo más que un sombrero nuevo

El juego trae consigo un repertorio de nuevas funcionalidades que hará que uno no se preocupe por la falta de modo cooperativo y multijugador. Una de las estrellas de Syndicate es la posibilidad de movernos por las calles de Londres en preciosos carruajes de época. Al mejor estilo Grand Theft Auto, podremos robar un transporte de algún indefenso civil y recorrer la ciudad de una forma mucho más veloz. Además, se libran batallas en las calles contra otros carruajes conducidos por enemigos y tendremos que embestirlos o encontrar la forma de deshacernos de ellos.

A falta de un modo multijugador, el juego presenta una sólida campaña y variedad de misiones.

El Grappling Hook también hace su aparición por primera vez en Assssin’s Creed. Una vez que obtengamos este dispositivo lo tendremos disponible para usar en todo momento (no es necesario equiparlo, siempre está allí). Nos permite movernos con facilidad de edificio a edificio, sin necesidad de estar escalando continuamente. Aumenta la velocidad en que recorremos la ciudad significativamente, además de permitirnos realizar asesinatos desde el aire y huir de situaciones complicadas. Al principio puede ser algo complicado de utilizar, ya que al estar siempre activo debemos “buscar” en pantalla la inclinación correcta de la cámara para que nos permita utilizarlo. Sin embargo, una vez que le tomamos la mano, el Grappling Hook será una herramienta que el jugador probablemente utilizará continuamente en todos sus objetivos. Una excelente incorporación al arsenal de herramientas de los hermanos Frye.

En comparativa con Unity, AC: Syndicate presenta una reducción significativa de bugs, en ninguna oportunidad he tenido que reiniciar misiones ni interrumpir mi juego por ellos.

El mapa de Londres es aproximadamente un 30% más extenso que el de París en Unity, motivo por el cual tanto la movilidad en carruajes como el Grappling Hook son sumamente útiles. A su vez, los edificios en esta ciudad se caracterizan por ser de gran altura ¡Aquellos que recorran los puntos más altos de Londres podrán encontrar paisajes increíbles!

En sociedad

Londres ofrece variadas actividades secundarias para realizar, todas ellas encomendadas por un Socio. Los Socios son personajes secundarios de la historia con los cuales trabajaremos en conjunto para liberar la ciudad, sabotear cargas enemigas y juntar dinero o materiales. Dependiendo de la cantidad de misiones secundarias que realicemos para ellos, nuestra fidelidad para con el Socio aumentará y la recompensa será cada vez mayor. Desde carreras de carruajes hasta saboteo de cargamento en barcos en el río Thames, tendremos muchas alternativas para mejorar nuestros ingresos y, posteriormente, mejorar su equipo y habilidades.

También tendremos la posibilidad de reclutar aliados, los cuales se ubicarán de forma aleatoria por el mapa. Similar a lo que eran los ladrones en Unity, o damas ligeras de ropa en entregas anteriores, podremos valernos de estos aliados para distraer y atacar enemigos. Estos Rooks tendrán variadas habilidades que podremos ir subiendo de nivel para que incluso nos lleven en carruaje por la ciudad o saboteen mercancía enemiga para que obtengamos más materiales de creación.

Liberación de la Ciudad

Como en otros AC, la ciudad deberá ser liberada completando subobjetivos dentro de la sección dominada por los templarios. Syndicate propone actividades como Liberación de niños esclavizados (tendremos que eliminar al Capataz a cargo de la fábrica y liberarlos sigilosamente), Cazarecompensas (secuestrar un templario determinado y trasladarlo en carruaje hacia el punto de entrega), Liberación (eliminar X cantidad de enemigos en el área) y finalmente una Lucha de bandas, en las que nos enfrentaremos junto a nuestros Rooks contra los líderes de la facción. Quien gane sostendrá el dominio del área.

Conclusión

Assassin’s Creed Syndicate presenta una historia fresca y entretenida, con la inclusión de un nuevo estilo de juego: controlaremos dos personajes diferentes con sus propias habilidades, podremos trasladarnos por la ciudad en carruaje y con Grappling Hook, y tendremos variadas misiones secundarias con diversos objetivos para mantenernos entretenidos. Si bien este título no posee modo multijugador, la campaña está más pulida que en entregas anteriores y bien lograda. El juego entretiene, y si jugaste los anteriores este no puede faltar en tu biblioteca.

Reseña Panorama
Historia
Jugabilidad
Experiencia
Audiovisual
Compartir
Artículo anteriorAnálisis: Call of Duty Black Ops 3
Artículo siguienteDark Souls, mucho más que juegos difíciles
Su plataforma de juego preferida es PlayStation. Entre sus juegos favoritos se encuentran Shadow of the Colossus, The Last of Us y Uncharted 2. En cuanto a géneros, considera que se le dan mejor los shooters, tanto en tercera como en primera persona. Odia los juegos de terror.