En septiembre de 1997, las empresas desarrolladoras Black Isle Studios e Interplay Entertainment lanzaron Fallout, un juego de rol post apocalíptico. Este fue considerado el sucesor espiritual de otro juego de Interplay, Wasteland, un CRPG de 1987. Dieciocho años, múltiples títulos de la saga y muchas Nuka Colas después, llegó Fallout 4, el sucesor directo de Fallout 3, título que en 2009 ganó múltiples premios como Juego Del Año.

Desde Junio, mes en el que Todd Howard – director de Bethesda Game Studios – anunció la salida de uno de los títulos más esperados, la excitación no dejó de crecer. Especialmente cuando supimos que Fallout 4 iba a llegarnos en tan sólo cinco meses. Ahora bien, quienes jugamos cada título de la saga hasta gastarlos nos preguntamos si estaría esta nueva entrega a la altura de las circunstancias. Es hora de ver si realmente lo logró.

En principio, lo que más me impactó fue el cambio de mecánicas. No es mejor. No es peor. Es distinto. Fallout 3 se caracterizó por ser un cambio rotundo en relación a sus antecesores y por llevarse consigo muchísimas características de la parte de RPG. New Vegas, por su lado, reintrodujo algunas, inclinándose más hacia sus raíces. Ante esta perspectiva, podríamos decir que Fallout 4 hizo borrón y cuenta nueva.

Todd Howard, director de Bethesda Game Studios
“Rompé Todd, que está todo pago”

En lo personal, la simplificación me resultó extrema, colocando la construcción de personaje en un plano casi secundario. Las habilidades y los perks que solíamos tener han sido resumidos en tan sólo una tabla con habilidades, determinadas debajo de cada atributo SPECIAL. Por cada nivel al que lleguemos, podremos asignar un punto a cualquiera de estos, siempre y cuando cumplamos, en algunas ocasiones, con algún tipo de requerimiento.

El combate también se vio modificado radicalmente, acercándose ligeramente a un juego de disparos tradicional hasta el punto en el que VATS puede llegar a ser más inexacto que tirar manualmente. De todas maneras, resulta lógico hasta cierto punto si analizamos la manera en la que podemos gastar los Action Points, como sucede al correr, utilizar VATS, sostener la respiración para disparar y usar el jetpack. Esto otorga un cierto equilibrio si tenemos en cuenta que podemos quedarnos sin puntos relativamente fácil. De todas maneras, este tipo de limitaciones también podría verse afectado por la construcción del personaje.

 

Deathclaw en un brutal ataque
La palabra clave es “dolor”

La inteligencia de los enemigos fue ampliamente mejorada. Tanto a humanos como a criaturas se les otorgaron distintas clases, que afectan sus ataques, habilidades y estadísticas. Ghouls más agresivos, mutantes suicidas con mini-nukes, perros afectados por el virus FEV o deathclaws con capacidad de insta-kill convierten al Commonwealth en un lugar más peligroso que el Wasteland. Con nuevos ataques, formas de flanquearnos, embestirnos, y una mayor variedad de arsenales, Fallout 4 tiende a tener las características de un juego de acción, en el que deberemos aplicar estrategias en momentos en los que los enemigos nos superan en número.

A nivel historia, por momentos contiene temáticas menos oscuras que en otros títulos, pero con detalles que no la hacen ver tan inocente. En general, en Fallout 4 hay menor presencia política de las facciones, como pasaba en Vegas, que se limitan a buscar un bien común: mejorar la vida del Commonwealth. Sin embargo, dependiendo de qué líder estemos ayudando, las misiones podrían volverse muy monotemáticas rápidamente.

En lo personal, la simplificación me resultó extrema, colocando la construcción de personaje en un plano casi secundario.

Los consumibles mejoraron no sólo por el agregado de muchísimos alimentos y bebidas, sino también por la duración y efecto de los mismos. Las drogas disponibles para incrementar nuestras capacidades temporariamente ahora pueden disminuir el paso del tiempo, curar todas nuestras adicciones, mejorar la puntería en VATS o modificar todos nuestros atributos SPECIAL a la vez. Las revistas, que en New Vegas contaban como “consumibles”, ahora tienen efectos permanentes y son coleccionables, lo que significa que cada una tiene un efecto diferente.

El nuevo diseño de interfaz del Pipboy, aunque algo confuso al principio, es extremadamente cómodo. Para quienes gustamos de modificar armas y crear asentamientos, contamos con una solapa específica que nos muestra todo lo que es, literalmente, basura. Fallout 4 cuenta con una aplicación con soporte para Android, iOS y Windows Phone para utilizar el Pipboy en tiempo real, sin tener que detener la acción en pantalla. Dado a que se conecta por red directamente al juego, los tiempos de respuesta de la aplicación son espectaculares y se convierte en un excelente compañero de juego. Sin embargo, su aspecto más negativo es la cantidad de batería que consume que, incluso conectado a la PC, se descarga a mayor velocidad de lo que puede cargarse.

Es innegable que Bethesda realmente se esmeró por traer a la mesa nuevas propuestas y actividades que modifiquen nuestra inmersión dentro del juego. El modo de construcción, modernización de armas y equipamiento nos abrió un excelente abanico de posibilidades. El hecho de que el jugador pueda optar por realizar o no estas actividades lo hace aún mejor.

"Anything that can kill a man, I sell. Except suicidal depression. That is unfortunately not packageable."
Fallout 4 conserva el distintivo sentido del humor que caracteriza a la saga

Si nuestra intención es sólo avanzar en la historia sin detenernos para levantar asentamientos, el juego no nos penaliza, aunque eso pueda generar distintos resultados a nivel narración. Además, el power armor es completamente configurable y personalizable; podemos pintarlo con distintos motivos, combinar piezas de otros tipos de traje y mejorar cada parte a modelos con mejores prestaciones. Todo esto en pos de adaptarse a nuestras necesidades. De la misma manera se manejan las mejoras de armas: si bien podemos hacerlo y es bastante divertido, los enemigos dejan atrás items que son excelentes y no necesitan mejoras. Las posibilidades son infinitas en Fallout 4.

La fluidez con la que podemos realizar todas estas actividades genera una aún mejor inmersión. Colocarnos el Power Armor, acceder a un banco de trabajo, acercarnos a una terminal o, una de mis favoritas, que el modo V.A.T.S. sea dinámico, nos colocan en la piel del personaje como no había pasado antes.

A pesar de todo esto, Fallout 4 fue muy criticado en dos aspectos importantes: las conversaciones con tan sólo cuatro opciones y que nuestro avatar tiene voz. Si bien suena ridículo, esto segundo personalmente resulta tanto un pro como un contra. La voz nos inspira más emoción, pero el motivo por el cual sentíamos que nosotros éramos el primogénito de James en el 101, o el mensajero perdido en Vegas, era porque podíamos imaginar nuestra propia voz articulando cada palabra. Por otra parte, que las opciones de conversación sólo sean cuatro, y extremadamente poco descriptivas, nos quita algunas libertades para contestar y puede generarnos el ocasional problema de decir algo que no resulte exactamente lo que teníamos en mente.

"Oh no! You've been exposed to radiation, and a mutated hand has grown out of your stomach! What's the best course of treatment?"
Quise contestarle sarcástico y lo mandé a freír tapioca

Los gráficos de Fallout 4 son excelentes, pero no soberbios. Bethesda nunca se destacó, al menos en esta saga, por tener una calidad gráfica inolvidable, sino por su estética que es única y fundamental. Los colores se ven más vívidos y el aire más limpio, en comparación a Fallout 3. Esto fue un punto criticado en un principio, pero si tenemos en cuenta que tan sólo una bomba afectó directamente a Boston hasta resulta lógico. Si comparamos con los cinco impactos que encontramos en Washington DC, un aire más viciado y objetos más degradados tienen sentido. Aunque acercarnos demasiado al follaje nos puede dar ciertas sorpresas negativas y algunas ramas de un pixel, no tardarán en salir mods que terminen de retocar esos detalles que más incomodan a algunos perfeccionistas. Sin embargo, a gran escala, los paisajes y escenarios son espectaculares. Pararnos en lo más alto de una formación rocosa y mirar hacia el horizonte da una enorme sensación de inmensidad que corresponde a un mapa extenso con muchos lugares por visitar. El terreno jugable es más grande que el de Fallout 3 y tiene mucho menos espacio vacío que New Vegas.

La elección de música es nuevamente excelente. Diamond City Radio reproduce una amplia variedad de canciones pre-guerra que incluyen música rockabilly, jazz y swing de entre los años treinta y cincuenta, algunos ya escuchados en Galaxy News Radio. Sorprendentemente, también se agregaron canciones posguerra que encajan perfecto con la vida postapocalíptica. Para quienes sean más afectos de la música clásica, Fallout 4 también tiene una estación para satisfacer dichas necesidades de la mano de Bach, Beethoven, Debussy, Chopin, Tchaikovsky, Liszt, Brahms, entre otros.

Si nuestra intención fuera sólo avanzar en la historia sin detenernos para levantar asentamientos, el juego no nos penaliza, aunque eso pueda generar distintos resultados a nivel narración.

En definitiva, Fallout 4 cumplió con lo que prometió. Nos entregó un juego a término, con excelentes gráficos, amplio valor de rejugabilidad y una inmersión más completa. Para quienes extrañan las viejas mecánicas de Fallout 1 y 2, New Vegas seguirá siendo lo más cercano a la experiencia original. El objetivo de esta entrega fue introducir un componente extra de acción para no romper la continuidad. Estas características no lo hacen mejor ni peor título, apenas distinto. Dependerá de cada uno cómo lo pueda afectar la nueva experiencia. Para quienes somos fanáticos de la saga, cualquier jugabilidad nos mantendrá contentos si podemos matar criaturas cantando jazz de los cincuenta y decorar nuestra casa con cuanta basura podamos levantar.

  • Imborog

    Como probablemente sepas, Estoy bastante de acuerdo con las cosas escritas aquí, quizás algunas mas o algunas menos, pero eso se debe a las diferentes formas de experiencia que se toman del juego lo que encuentro verdaderamente fantástico.
    Se como son las cosas en las paginas webs de videojuegos y se que la extensión de las notas tienen un limite, pero estoy seguro que te quedaron muchas cosas por decir y comentar de este juego, por lo q yo por mi parte dejo por escrito y aliento, que hagas una 2da parte con todo lo creas que te falto en la nota (Labura carajo! , FEED ME!! :P) porque la verdad creo que lo merece.
    Gran nota Amiwis, les deseo exitos tanto para vos y como para el resto en todo este proyecto.
    PD: Me copo bastante la “Selfie del Deathclaw” jajajaja

    • AJAJAJAJAJA!! Definitivamente me quedó mucho afuera. Lamentablemente no es sólo una cuestión del sitio, es que a veces un usuario busca una orientación y no un monólogo de media hora para saber si el juego está bueno o no. Comprimí a lo máximo. Pero estimo que voy a ampliar algunas temáticas más en notas futuras <3. Pero eso es simplemente porque Fallout <3.