Ficha Técnica: 

Desarrollador: Dontnod Entertaintment
Lanzamiento: Marzo 2015
Plataformas: PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One, PC
Distribuidor: Square Enix
Género: Aventura gráfica
Cantidad de Jugadores: Un jugador

Siendo el segundo juego desarrollado por Dontnod Entertainment, Life is Strange se ha convertido, desde el momento en que salió a la luz su primer capítulo, en uno de los títulos que más han llamado la atención en lo que a aventuras gráficas se refiere. Con una historia que atrapa gracias a su misterio, sus toques oscuros y sus carismáticos personajes, a través de la entrega de cada nuevo episodio ha sabido mantener a su público expectante por el ansiado desenlace.

ADVERTENCIA: La siguiente nota contiene spoilers del segundo episodio de Life is Strange. Para leer una review más general sobre las características del título, así como sus aspectos positivos y negativos, pueden dirigirse a la siguiente reseña.

¿En qué estábamos?

¡Ah, cierto! Poderes para regresar en el tiempo, una visión que presagia la destrucción de Arcadia Bay a manos de un tornado hacia el final de la semana, una chica desaparecida, extraños fenómenos naturales y el reencuentro con una vieja amiga de la infancia. Max se encuentra exactamente donde la habíamos dejado en el capítulo anterior: con su vida en una espiral de acontecimientos extraños, que además parecen estar relacionados entre sí de alguna manera. Así es como “Out of Time” comienza cuando nuestra protagonista se despierta en su cuarto en Blackwell Academy, antes de encontrarse con Chloe y demostrarle que sus poderes son reales.

En el camino podremos entablar conversación con unos cuantos personajes que nos fueron presentados en el episodio anterior. Además, nos tocará presenciar cómo el bullying hacia una de las alumnas y amigas de Max (Kate Marsh) se va tornando cada vez más agresivo: aparece un video de la joven en el cual se la ve un poco más que cariñosa con otros estudiantes durante una fiesta. El hecho de que Kate afirme no recordar esa situación lleva a nuestra protagonista a creer que fue drogada.

Alejándose un poco de ese inicio casi sobrenatural en “Chrysalis”, este capítulo toma como un tema central algo con lo que gran cantidad de adolescentes se enfrentan diariamente: el acoso en el ámbito escolar. En ese sentido, Dontnod Entertainment hace un movimiento ingenioso a la hora de intentar retratar un aspecto en la vida de jóvenes estudiantes.

¿Omelette o waffle?

Si en el capítulo anterior tuvimos que empezar a tomar decisiones difíciles, en este no sólo continuaremos rompiéndonos la cabeza pensando cuál sería la mejor acción a tomar, sino que empezaremos a ver algunas de las consecuencias a nuestros actos. Además, varias de ellas tendrán una influencia importante en la trama principal. De todas formas, probablemente lo más difícil haya sido decidir entre el omelette de tocino y el waffle belga. ¿Por qué Max no puede tener ambos? Seguro su estómago lo resiste…

Nuevamente tenemos una prueba de lo cercanas que son ambas al ser Chloe la única persona a la que Max le confía el secreto de sus poderes.

Es interesante también mencionar una de las funciones del juego: al finalizar muestra un listado de cada decisión o acción que tomamos y el porcentaje de personas que eligieron lo mismo y de las que no lo hicieron. Inicialmente, esto podría considerarse como un agregado sin mucha utilidad, pero lo cierto es que en ocasiones puede sorprender lo que encontramos frente a nosotros.

Por ejemplo, llegado un punto del juego podemos optar por atender a una amiga que nos llama y que se encuentra particularmente mal o ignorar la llamada. La respuesta parecería ser bastante obvia, pero al momento de ver los números resulta increíble la cantidad de jugadores que optaron por ignorarla.

Podría estar salvando al mundo pero decidí buscar botellas

El gameplay no muestra ningún tipo de mejora o modificación y en general la forma en que resolveremos cada situación no aportará nada nuevo. Este detalle podía verse venir ya desde la primera entrega, en la que quedó más que claro que Dontnod Entertainment no planeaba darle mayor importancia a la jugabilidad para poder centrarse en la narrativa y la historia.

Si fuera una botella… ¿Dónde me escondería?

En este último aspecto, el trabajo continúa siendo impecable, pues cada detalle de información, cada nueva pista y cada nueva conversación nos ayuda a desarrollar aún más esa ciudad ficticia y los habitantes que hay en ella. Al mismo tiempo, otorgan al jugador esa necesidad de llegar a la verdad detrás de todo lo que está ocurriendo. Pero si debemos centrarnos en las diferentes situaciones a las cuales nos enfrentaremos… “Out of Time” tiene sus altibajos.

Demostrarle a Chloe que nuestros poderes son verdaderos y no algo que estamos inventando o imaginándonos es entretenido. Detener toda la narrativa para ponernos a buscar un cierto números de botellas de vidrio en un basural no lo es; más si tomamos en cuenta que estos elementos no se encuentran en lugares visibles o de fácil acceso, lo que muchas veces nos obliga a regresar sobre nuestros pasos.

Por fortuna estos momentos que frenan la historia o la tornan tediosa son contados y no llegan a transformar al episodio en algo insufrible de llevar adelante. De hecho, pese a la falta de innovación en jugabilidad, en general el resto de las situaciones resultarán interesantes y aportarán nuevos datos para nuestro arco argumental principal.

Esto de ser acosadora tiene su lado bueno

¿Se acuerdan de cómo en la primera review mencionábamos que Max parecía una pequeña acosadora al entrar en habitaciones ajenas y revisar las cosas de otros? Pues bien, ese aspecto no se ha modificado en lo más mínimo, pero por lo menos ha dado sus frutos. Llegado un punto, salvar de la muerte a un personaje resultará casi imposible a menos que hayamos aprendido algo de él a través de los objetos en su cuarto. Este aspecto en verdad es interesante, pues nos recuerda que en este juego los detalles cuentan y mucho.

Por otro lado, Max continuará relacionándose con los personajes que nos fueron presentados en la entrega anterior. El hecho de que hasta entonces nuestra protagonista fuera principalmente introvertida y no se hablara casi con nadie nos da la posibilidad de iniciar las relaciones con varias personas desde cero e ir moldeándolas según las decisiones que tomemos. De esta manera, si sabemos elegir correctamente, puede que nos demos cuenta de que algunos alumnos que creíamos superficiales o crueles no lo son tanto; simplemente, son seres humanos con virtudes y falencias. Por supuesto que también podemos optar por no relacionarnos en mayor medida con otros; todo está dentro de lo que el jugador prefiera.

Chloe y Max continúan siendo el foco principal en lo que a relaciones se refiere. Así es como podemos ver a una Chloe egoísta y celosa (como cuando le exige a Max que no atienda la llamada de esa persona en apuros porque está con ella), pero a la vez preocupada por su amiga de la infancia a quien valora y a quien cree capaz de cambiar el mundo.

Esta amistad en la que el juego hace tanto énfasis se siente particularmente real, especialmente por sus virtudes y sus defectos, y sus momentos alegres y enojos. Al final del día, Max y Chloe demuestran que están ahí la una para la otra sin importar la situación. En este aspecto Dontnod Entertainment logró plasmar maravillosamente bien una relación tan entrañable.

Resumiendo

“Out of Time” es una muy buena forma de continuar una historia que logró dejar a su público atrapado luego del final de “Chrysalis”. Si bien en cuanto a jugabilidad no hay innovación más allá de la que nos dieron en el primer capítulo con el poder de rebobinar el tiempo, de alguna forma logra superar ese problema al plasmar una historia que atrapa cada vez más a los jugadores.

Reseña Panorama
Mecánicas
Gráficos
Arte
Música
Sonido
Narrativa
Compartir
Artículo anteriorRagnarok Online: nostalgia en Prontera
Artículo siguienteThe Last Guardian: certezas y deseos
Mi vida como gamer se inició con un conejo verde híbrido entre Rambo, Bugs Bunny y Sonic. Desde entonces he sido guitarrista profesional, cazadora de colosos, pirata, Inquisidora y una pésima administradora de pueblos medievales; entre otras cosas. Si alguien les cuenta que grité del susto en los primeros minutos de juego del Resident Evil 4, lo negaré rotundamente.