A esta altura todo el mundo sabe qué es Rocket League, sea porque tus amigos hablan todo el tiempo de eso o te dejan en banda para jugarlo. La verdad es que fue un éxito instantáneo, y eso se puede ver en la cantidad de ventas, en los servidores sumamente activos y en los premios y menciones que recibió. Por más simple que resulte la combinación de autos, fútbol y explosiones, hay mucho más detrás de lo superficial, especialmente porque enamoró hasta a las personas a las que no les gustan el fútbol, los autos ni las explosiones.

Para empezar, hay que entender que Rocket League puede ser jugado en muchísimos niveles diferentes. Desde el jugador pasatista o que solamente quiere jugar con amigos, hasta el que quiere dedicarse a escalar puestos en el ranking, este título ofrece un algo para todos. Esta versatilidad, sumada a partidos relativamente cortos (siempre y cuando no se llegue a tiempo extra) y un matchmaking increíblemente ágil, hace que la experiencia general sea sumamente atractiva.

Más allá de la acción casi inmediata, también hay que destacar la posibilidad de diferentes estilos de juego. Si bien se da mucho eso de ir atrás de TODAS las pelotas como un desquiciado, Rocket League permite juego en equipo, definir posiciones y hasta armar estrategias. Incluso más: si les da el cuero y saben jugar bien pueden tirar magia con goles aéreos, chilenas y atajadas espectaculares. Si bien el juego es el mismo, cada partida nueva tiene sus emociones intensas, que son muchísimo más frecuentes que las que puede haber en un partido de FIFA.

La cuestión es que Rocket League ofrece un nivel de dificultad variable, que siempre depende de lo que uno quiera hacer (más allá de ganar cada partido y ser la figura, claro). Si bien al comienzo puede hacer que uno se sienta torpe, a medida que aumenta la experiencia las diferentes posibilidades se van presentando. La curva de dificultad es muy interesante porque, si bien es un juego verdaderamente fácil de jugar, resulta muy complicado ser verdaderamente bueno.

Finalmente están los detalles: los sonidos, las canchas variadas, las explosiones innecesarias cada vez que alguien hace un gol y la sensación constante de velocidad hacen que todo sea absurdamente intenso. Una vez grabé un partido con amigos y cuando vi la repetición noté que faltaba algo, los gritos. La desesperación cuando te están por meter un gol, la furia cuando hacés uno vos, la incredulidad cuando atajás una pelota imposible… todo se vive con niveles absurdos.

Rocket League es una aparición fantástica en el mundo gamer y, al estar carente de un género 100% puro, permite una flexibilidad admirable. No solo ofrece diversión asegurada, sino que tiene todos los condimentos para convertirse en uno de los mejores eSports hasta el momento.

Todos deberíamos darle una chance a Rocket League, y si no me creen, sepan que este es el testimonio de una persona que no se emocionó ni un poco cuando lo vio por primera vez. De hecho, si no fuera por haberlo tenido gratis en PlayStation Plus quizá nunca lo hubiese probado. Ahora lo tengo en Steam también y acepto desafíos donde sea, cuando sea. Así que bueno, ya saben, nos vemos en la cancha.

  • Mato

    La verdad que nadie esperaba que el Rocket League la pegue tanto, probablemente no lo hubiera hecho si no lo regalaban en PS4, pero agradezco mucho que lo hayan hecho porque desde entonces que estoy enganchado y siempre me juego un par de partidos online.
    Además me encanta como juego para hacer multiplayer local con amigos, hace rato que lo ponemos en las reuniones y lo jugamos por horas.

    • Shiba Jenius

      Coincido con vos, si no hubiese sido psplus nunca lo hubiese probado.

      Y realmente este puede ser un gran esport

    • Glgh

      Mirá, a mi me gustó tanto que compré los DLC en la PS4 para darles plata. Después, convencí a mis amigos que lo compren en Steam y lo compré allá para jugarlo con ellos sin dramas.
      Vale cada centavo y sinceramente espero que los servers sigan movidos por un bueeeen tiempo.
      Y si, eso que decís vos es clave. El crossplay más mezcla local+online es perfecto.

  • Trimebutina

    Colgué un par de días en seguir las notas, por eso caigo ahora con el comentario, pero pensaba, y aprovechando que es crossplay, que podríamos hacer un mini torneo con los conitos que lo tengan. Por otro lado comparto lo que decís. Desde el día que lo probé dije lo mismo… Es un juego tremendamente simple, pero estúpidamente divertido. Slds!

    • Glgh

      Me encanta la idea del torneo. Si querés lo organizamos entre los dos 😀