Hay algunos DLCs que vienen a romper con la monotonía y destruir ese prejuicio de que las expansiones no son buenas. Un claro ejemplo de esto es Jack the Ripper, contenido extra para Assassin’s Creed: Syndicate.

Jack the Ripper, lanzado el pasado diciembre de 2015 por Ubisoft para PS4, Xbox One y PC, agrega aproximadamente unas 10 horas al juego base, entre la misión principal y las misiones secundarias (e incluso un poco más si se buscan todos los logros). De esa forma, tendremos la arteria principal del juego dividida en 10 memorias principales que son las siguientes:

  • Prologue
  • Autumn of Terror
  • The Unfortunates
  • The Lady Talks
  • Letters of Intent
  • Prisoners
  • Loose Ends
  • The Mother of All Crimes
  • Family Reunion
  • Live by the Creed, Die by the Creed

Además, contaremos con Frederick Abberline, un NPC asociado ya conocido, y dos completamente nuevos: Nellie Mr. Weaversbrook. Cada uno de ellos nos dará nuevas actividades secundarias para explorar el mapa.

La historia del Jack The Ripper se ubica 20 años después del juego principal, y nos vuelve a poner en los zapatos de los hermanos Frye para resolver el misterio del famoso asesino que tuvo a Londres aterrorizada.

Londres, con miedo

Además de una nueva historia, este DLC nos introduce algunas skills y también nuevos objetos. La mecánica de juego es la misma pero ahora tenemos las Fear Bombs y las Spikes. A ver, ¿qué es todo esto? En Jack the Ripper tenemos la oportunidad de no matar a nuestros enemigos, pero sí asustarlos. De esa forma, se les adjudican 3 estados: tranquilo, ansioso y asustado, que se van a distinguir con un indicador gris, naranja o rojo sobre su cabeza.

Las Fear Bombs son, bueno… bombas que hacen que nuestros adversarios se asusten y huyan por sus vidas y las spikes sirven para hacer combos de golpes y finalizarlos con un golpe no letal que va a espantar a los enemigos que hayan presenciado la pelea.

Además, tenemos el Brutal Takedown, una serie de golpes via quicktime event que hace papilla al enemigo y, como efecto secundario, asusta a sus compañeros, quienes escapan inmediatamente.

Lo que la expansión me dejó

Jack the Ripper fue demasiado corto para mi gusto, no porque dure poco, sino porque lo disfruté tanto que no quería terminarlo. Es realmente sorprendente cómo cambiaron la línea del juego principal al aplicar objetos nuevos, hacernos jugar con personajes queridos ya entrados en años y enfrentándonos al repudio visceral por los crímenes de Jack.

Además, detalles encantadores como poder investigar las escenas de crimen nos dan un respiro del agitado combate o del sigilo. Incluso podemos disfrutar de escenarios muy interesantes que se alejan bastante de lo que es el clima londinense y en los que se distingue un entorno bastante más opresivo.

Como entusiasta de la historia en general, disfruté cada minuto del DLC. Estar en contacto con los hechos de Jack nos hace sentir la maldad del psicópata, lo retorcido de sus pensamientos y, más que nada, compasión por sus víctimas.

El lado negativo

Lamentablemente, hay algunos puntos que merecen crítica. Por más que quisiera que todo fuera perfecto, varias veces se congeló la pantalla por unos segundos – sobre todo mientras manejaba los carruajes -, lo que me hizo pensar que el juego se iba a cerrar. De hecho, un error hizo que se cierre el juego en una side quest de Nellie. Esto resultó muy llamativo, ya que a diferencia de otros Assassin’s Creed, Syndicate no había presentado ningún problema en el juego base.

Irónicamente, los bugs vinieron todos en el DLC. Además de lo mencionado arriba, encontré otros tipos de bugs en misiones de persecución o asesinato que, si bien no me impidieron de avanzar, complicaron un poco la existencia y rompieron la inmersión.

Un breve resumen

Nunca fui muy fanática de los DLCs y este es el segundo al que puedo acceder. Lo irónico es que no lo compré por el marketing de “más contenido” sino por mi fanatismo por la historia y, especialmente, el encanto de la Inglaterra Victoriana. Por suerte, fue un gran acierto.

Si bien el juego no cambia tanto y la cantidad de misiones nuevas no es excesiva, esta expansión realmente vale la pena, especialmente por la implementación de las mecánicas nuevas.

Además, resulta sumamente recomendable para poder experimentar un poco de la locura que deja Jack en las calles de Londres. La paranoia de los ciudadanos, el desconcierto de los policías y esa increíble sensación de estar participando de un momento histórico desde una perspectiva totalmente distinta no tienen precio.

Si el juego base les resultó entretenido, no hay dudas de que Jack the Ripper les va a encantar.

Reseña Panorama
Mecánicas
Gráficos
Arte
Música
Sonido
Narrativa
Compartir
Artículo anteriorAnálisis: Klaus
Artículo siguienteÚtiles herramientas para Twitch
Escoria rebelde, entusiasta de la astronomía, fanática del terror y la ciencia ficción, master rolera. Mi fuerte son los RPG y los juegos de aventura. Bloodborne y Dark Souls son sagrados. PS4 y PS3 mis plataformas actuales. ¡PRAISE THE SUN!
  • Me saco la galera y la aplaudo miss hyde

  • Christian Drumsoul

    A mi parecer,esta muy bien el dlc de the ripper en el juego.Apuntala a un muy buen juego de la saga.Creo que nos debemos un juego para jack the ripper en todas las plataformas,es un personaje misterioso y ideal para hacer juegos al estilo twd,o comics.Pero volviendo al tema,esta bien ubicado el personaje en el juego.