Hace ya un par de años que nuestro héroe Nathan Drake había decidido colgar la toalla y dejar atrás esa vida de cazador de tesoros, sólo para vivir una vida tranquila junto con su esposa Elena Fisher, firmando papeles… en una empresa de… rescate de objetos valiosos. Si se les hizo un nudo en la garganta por leer este primer párrafo, ya están asomándose lentamente a lo que yo sentí cuando Uncharted 4 arrancó con todo en mi pantalla.

No se preocupen, el juego no se trata de llenar formularios, Naughty Dog nos guardó muchas cosas que se van revelando a medida que pasamos los episodios. La historia real comienza con Nate y Sam (su hermano) huyendo – como siempre – de unos mercenarios sobre lanchas, surcando una tormenta en el mar por demás complicada. Luego de que este intento por escapar se viera un poco frustrado, nos remontaremos a épocas pasadas en las que Nate era sólo un niño viviendo en un orfanato e intentando buscar su lugar en el mundo y, también, un jóven intrépido en búsqueda de una nueva aventura.

Paraíso terrenal en Uncharted 4

Seguir más de ahí, en la línea de la historia de Nate, ya es empezar con los spoilers y no pienso arruinarles la experiencia que es jugar Uncharted 4 y menos de dejarse sorprender por lo que el juego nos va marcando. En resumen, el tesoro que esta vez iremos a buscar es, valga la redundancia, el tesoro del capitán Henry Avery, un famoso pirata inglés que aterrorizó el océano Índico y parte del Atlántico allá por el año 1600. Como siempre pasa con Uncharted, ni es tan simple como es ni es tan fácil como creen. Entre enrosques familiares, rostros amigos que aparecen y enemigos un poco más “pensantes”, el juego nos ofrece una recorrida por todo el universo de Nathan de principio a fin.

Es una cuestión de piel

Si hay algo que tengo que halagar a este Uncharted es que la química entre sus personajes nunca estuvo mejor planteada. No estoy hablando solo de la relación de Nathan y Elena, que en este caso evolucionó un paso más allá mostrando esos ápices de madurez que la edad y el tiempo nos van dando, sino de Elena misma con nuestro viejo y querido Sully, y Nathan y Sam que, bueno, necesitan verlo con sus propios ojos para que entiendan a qué me refiero.

El punto principal es que, ya de por sí todos los personajes en cada uno de los Uncharted tenían su carisma y su personalidad, pero Uncharted 4 nos muestra la evolución de cada una de esas personas, tanto en el mundo aventurero como en la rutina del día a día y cómo se va encarando. Sabemos que Nate en el fondo sigue siendo un joven que quiere llevar sus aventuras al límite, y sabemos que Elena siempre fue la voz de la razón – en parte -, pero los tiempos cambian, las perspectivas de la vida también, y lo que cada uno llegó a ser es algo que no podíamos esperarnos de ninguna manera.

La cara de Elena, por favor!

Que la nostalgia no te arruine

Uncharted 4 está plagado de autoreferencias. Sí, era de esperarse y es comprensible que quieran usar la nostalgia del jugador a su favor. Si bien en muchos casos esta fórmula puede fallar terriblemente y hacer que un juego se vuelva un refrito de sí mismo, este, por suerte, no es el caso. Quizás al principio lo sientan un poco tirado de los pelos, eso fue en parte lo que me pasó a mí, pero a medida que la historia se va desenvolviendo, el por qué de esas referencias van tomando cada vez más sentido y se van volviendo algo totalmente orgánico dentro del juego, tanto así que nos arranca varias sonrisas el hecho de que existan dichas menciones a Uncharted 1, 2 y 3.

Nathan, pensando.

Además, Naughty Dog decidió que iba a jugar con la nostalgia lo más posible, y lo hizo tan bien que en cierto punto ni siquiera necesitó usar una referencia de Uncharted para hacernos sentir que el tiempo volvía para atrás. Pero eso tienen que descubrirlo ustedes mismos.

Subjetividad vs. Objetividad

Siendo que Uncharted se convirtió gradualmente en uno de mis juegos favoritos, es difícil hacer una separación marcada entre lo que a mí me encantó como fanática de la saga y lo que debía haber sido mirándolo desde una óptica un tanto más fría.

Como fanática, amé el juego de principio a fin, pero, en la realidad, sí hay un par de cosas que remarcar que son mínimas y creo que no arruinan la experiencia del juego en lo absoluto. Pero nunca está de más mencionarlas porque sabemos que nada es perfecto o no completamente. Por ejemplo: el arranque es lento. Sé muy bien que todos los inicios de los Uncharted se basan en más cinemáticas y juego tranquilo para ponernos en contexto, pero esta vez creo que es un poco más fuerte que las anteriores.

En cierto momento quería hacer algo un poco más productivo que saltar por techos, pero no había forma, y es algo que hay que superar y entender. La historia de este juego es mucho más compleja que la de los demás, y siento que era necesario para que la entendiéramos – además, no nos olvidemos que las cinemáticas son salteables, pero si quieren seguir el hilo de la historia, no lo recomiendo -.

Un poco entre la bruma también se me perdió la banda de sonido que tiende a ser excelente, pero en este caso realmente la sentí más de fondo que en ningún otro juego, un detalle que estaba ahí y al que no le presté la atención que merecía.

En cuanto a mecánicas respecta, Uncharted 4 no cambió mucho, solo se agregaron ciertos detalles que hicieron el juego más llevadero y maleable, como ser: en esta oportunidad tenemos un gancho con una cuerda para saltar e impulsarnos a zonas complicadas, y, además, un pico que nos va a permitir hacer otro tipo de saltos hacia zonas más seguras – pero del que no vamos a poder abusar, así que no se confíen -. Se incorporan también la posibilidad de “marcar enemigos” – ideal para hacer pasadas stealth – y los diálogos opcionales con otros personajes mientras recorremos cada episodio. En lo que al gancho con cuerda respecta, se lo nota bien implementado a diferencia de lo que se había visto en la Beta del modo Multijugador, el movimiento al utilizarla se siente natural, fluído y uno se acostumbra rápidamente a su utilización en medio de la acción.

Además, tenemos el detalle del control de los vehículos que, en esta oportunidad, se explota un poco más y se disfruta a otro nivel. Como vimos en la demo, tendremos esos momentos de extrema tensión y adrenalina pura, acompañada de no querer chocar con todo lo que tenemos por delante.

La resolución de puzzles y acertijos en esta entrega es un poco más sencilla, más intuitiva y se presenta en menor cantidad, lo cual me desilusionó un poco siendo que es una parte escencial del juego que le da mucho color y mucha vida. Es mucho más fácil resolver los acertijos que en otras ocasiones. La lógica de los mismos tiende a ser menos compleja y más para salir del paso.

Algo que realmente me resultó diferente, es el hecho de que Uncharted 4 nos obliga a ir probando distintos tipos de armas en los momentos más altos del combate. Las balas para un arma específica no abundan tanto como antes, pero esto nos da la posibilidad de ir cambiando, robándo armamento a enemigos caídos, y también nos obliga a no quedarnos solo con una opción, para ir alternando y explotando la variedad que se nos ofrece.

Y por último, no puedo no mencionarles la calidad gráfica del juego. Es realmente impresionante y en ciertos momentos, los paisajes y el entorno nos quitan el aliento. Pareciera como si estuviesemos dentro de una película. Hasta la fecha, creo que es lo que más se arrimó a lo que The Last of Us nos mostraba hace ya unos años, si no es que lo superó con creces. Todo el entorno se ve tan real que por momentos podemos llegar a olvidarnos que estamos jugando un videojuego.

Adicionales

Como varios otros títulos, Uncharted 4 cuenta con un Modo Foto. Se activa presionando L3 y R3 al mismo tiempo (habiéndolo activado previamente en las opciones de juego) y permite mover la cámara libremente por el escenario, controlar colores, desenfoque y varias características más dentro del juego. Se pueden generar tomas realmente increíbles, y puede también utilizarse durante cinemáticas aunque el movimiento de la cámara en estos casos está por lo general limitado a una sola posición. Por otro lado, cuando finalicemos el juego podremos acceder a una serie de Bonus que permiten aplicar modificadores: sonido 8 bit, cambiar la vestimenta de personajes, aplicar un filtro de color (incluso cell-shading), munición infinita y cosas extrañísimas como anular la gravedad.

Aguantando las lágrimas

Como dije antes, Uncharted 4 juega muchísimo con nuestra nostalgia, de diversas maneras. Hay momentos en los que sentimos que el juego nos está queriendo decir algo y las señales están plantadas en todos lados, otros momentos en los que asumimos una pesadumbrez digna de la decepción, podría decir que es una montaña rusa de emociones y no estaría tan lejos de la realidad. Es un Uncharted con todas las letras, en todas partes, en cada rincón del juego, pero, a su vez, es un desprendimiento de algo que fue y que no va a volver a ser, al menos no por un tiempo largo.

Si el sentimentalismo les pega fuerte, sepan que les espera una gigantezca aventura por delante, y que sus 16 horas de juego no son para nada modestas, es más, pueden extenderlas muchísimo si lo suyo es la exploración y la caza de los coleccionables.

Puedo decir con toda tranquilidad que Uncharted 4 está a la altura; que, en mi opinión, sobrepasa bastante al 2 – el favorito de casi todos -, y que Naughty Dog nos dió, como dije antes, el cierre de ciclo que merecíamos, que queríamos y que esperábamos. Amén de algunos detalles que son mínimos a compración de la grandeza del juego, es una experiencia que no nos vamos a olvidar y que vamos a querer volver a jugar. Si estaban sufriendo un poco el desencanto de los juegos en general, van a sentir que esta sensación se desvanece, y van a notar que la espera valió la pena, de principio a fin.

Sic Parvis Magna

Esta review fue escrita en colaboración con la querida Omeguis.

Reseña Panorama
Uncharted 4: A Thief's End
9.5
Compartir
Artículo anteriorJuegos de Vita para acompañarte en viajes cortos
Artículo siguientePrimeras impresiones: Nioh
Escoria rebelde, entusiasta de la astronomía, fanática del terror y la ciencia ficción, master rolera. Mi fuerte son los RPG y los juegos de aventura. Bloodborne y Dark Souls son sagrados. PS4 y PS3 mis plataformas actuales. ¡PRAISE THE SUN!
  • Guybrush Threepwood

    Que buen analisis y con cero spoiler, hermoso trabajo memo! Un placer leer cosas así.

  • Omeguis

    Lo amé, mucho, de principio a fin! Me emocionó un par de veces, y me sorprendió cada 3 episodios incorporando alguna nueva mecánica al juego. Sorprende hasta el final. La historia es “simple” sin demasiado rollo argumental pero con un ritmo perfecto. Entretenida, atrapante, como una muy buena película. Le encontré pocos defectos, muy pocos, creo que es un juego que cierra la saga de una forma perfecta. Naughty Dog lo hizo de nuevo.

  • Mato

    Sic Parvis Magna, Ani! Genial el análisis!

    Que bueno saber que es el final (por ahora) que la saga merece. Y leyendo lo que pusiste, se que se me va a piantar mas de un lagrimon. Martes, apurate!!!

  • federico ortiz

    lo de cero spoilers… era cierto nomas… jejeje… linda nota… no veo la hora de jugarlo…

  • Nicolas Luque

    Buena nota! Y que envidia a todos los que lo están jugando ya. Me lo entregan entre el 10 y el 15. NO DOY MAS DE LAS GANAS.

    Esta buena leer palabras así de gente fana como uno del game. Le asegura a uno que no lo van a defraudar.

    PD: No puedo pensar en un mundo con gente que saltee las cinematicas de UNCHARTED. Peguenme un tiro.

    • Ani Albano

      Jajaja para mi, es pecado saltear las cinemáticas la primera vez que lo jugas! Si lo estás rejugando vaya y pase, pero la primera vez… HORROR!

  • Trimebutina

    Hermosa nota como siempre, e impecable poder leer algo que te den ganas de jugar/comprar un juego, sin necesidad de cagarte la experiencia, como me paso con varios @ en twitter.
    Quiero escribir así de lindo. You did it again!

    • Ani Albano

      Stop it, you! :3 gracias, Agus <3

  • Leonardo Ezequiel Maidana

    No puedo opinar del juego pero si de la review. Me encanto como esta escrita. Durante toda la nota dejas plasmado que el juego realmente te gusto. La grandeza de una saga nace de un pequeño comienzo hace casi 10 años.
    Ahora solo me queda esperar a que me llegue el físico o tentarme a comprar el digital (Because The Hype)