Cuando escuché que la gente de Microsoft y Playdead (los creadores de otro juegazo, el Limbo) comentaron que Inside, ese título tan esperado desde el anuncio de la E3 (que contaba con una cinemática que terminaba dejando más dudas sobre qué iba la cosa) es un gran juego y que estaban emocionados con su publicación, me dije a mí mismo: “primero esperemos a que salga, lo juego y luego juzgo”. Y bueno, así pasó.

Inside, en sí, es bastante parecido a lo que es el Limbo: un juego en 2.5D en donde hay que ir resolviendo rompecabezas para avanzar con la historia. No hay cinemática, no hay diálogos. La historia se va desarrollando a medida que lo vas jugando, y por momentos pareciera como si todo fuese un gran video.

inside gameplay

Empezamos con un niño de buzo rojo (el cual controlaremos), en el medio del bosque, tratando de escapar de ciertas personas. No sabemos porque nos quieren capturar pero sabemos desde el primer momento que debemos alejarnos de ellos. A medida que avanzamos, iremos notando que el niño al parecer tiene poderes para controlar personas sin vida —o algo así como entes sin vida— que andan sin vestimenta y son más bien parecidos a unos maniquíes.

Si bien al principio cuesta entender la historia, lo que más va a empezar a atraparte es la calidad de imagen del juego. Hay allí un muy buen trabajo de sombras que dan un toque de intriga y duda al avanzar. Por momentos, los colores en Inside te generan sensaciones de asombro, incertidumbre y hasta repulsión por lo que está sucediendo. Y lo destacable es que todas esas emociones se manifiestan al mismo tiempo.

inside gameplay

Si sos un amante de los rompecabezas, este juego no te va a resultar de gran complejidad. Sin embargo, hay situaciones en donde hay que acomodar objetos en el lugar correcto o realizar los movimientos a tiempo para poder seguir, y eso podría llegar a estancarte un rato largo en caso de no lograr la maniobra.

Inside es un gran juego que realmente se hace disfrutar, aunque posiblemente una vez que lo concluyas termines con algunas dudas sobre su historia. De hecho, existen un montón de videos en Youtube en donde cada quien da su interpretación de lo sucedido, algunas de las cuales resultan demasiado interesantes.

El juego proporciona finales alternativos que, en mi caso, lamentablemente me los arruiné de antemano con spoilers por tratar de entender aún más de qué iba la cosa. Y es que, justamente, la intriga a lo próximo que sigue es lo que te mantiene frente a la pantalla.

inside gameplay

Al no ser un título en el que hay que invertir varias horas de juego, al finalizar te quedás con ganas de que aún no se termine. Es más, he visto varios videos sobre este detalle para ver las reacciones de otros, y resulta que todos tuvieron una reacción muy parecida a la mía: se quedan sorprendidos de lo inesperado que resulta el final.

Sin dudas, Inside resultó ser una gran obra. Es muy fluida y sin problemas en su motor, logrando con esto un juego muy original. Eso sí, investigar un poco más sobre la historia, una vez terminado, es bueno para obtener más información. Y la verdad que hacerlo, en mi caso en particular, me dio la pauta de que realmente me había atrapado.

Sus creadores se tardaron 6 años en desarrollarlo, y siendo totalmente honesto, hicieron bien en tomarse ese tiempo en crearlo para que quede como quedó: absolutamente genial y un digno sucesor del Limbo. Es más, ahora por fin puedo decir que entiendo la emoción de Microsoft y Playdead al querer sacar este gran obra maestra.

Es que sí, señores, me saco el sombrero ante este juego altamente entretenido.

Reseña Panorama
Inside
8
Compartir
Artículo anteriorEvento – Presentación Watch_Dogs 2 en Argentina
Artículo siguienteAnálisis: Titanfall 2
Geek de 9 a 18 Hs. Jugador de baseball. Plataforma preferida Xbox y PC. El mario bros y el fallout marcaron mi infancia. Debilidad por los juegos retros.
  • Christian da Silva

    Lo mejor despues de limbo.Saben hacer juegos buenos.