El día de 12 de diciembre, el equipo de Crónicas de Joystick, tuvo el agrado de asistir a la celebración de fin de año que Microsoft organizó en sus oficinas. El espacio contaba con consolas y computadoras para rejugar y distenderse con algunos títulos lanzados este año: Gears of War 4, Killer Instinct, Forza Horizon 3 y, como siempre, una estación de Just Dance para quienes no estén hechos de madera balsa como su redactora. Entre copetines y bebidas, presentaron el nuevo Dead Rising 4, que pudimos probar en una de las consolas designadas. Para quienes tenían ganas de estar del otro lado del machete, una mesa los maquillaba como zombies a tono con el lanzamiento.

Dead Rising 4 trae una mezcla de incoherencia, violencia anti-zombie, mucho apretar X y muchos, muchos (MUCHOS) zombies. Entre una mezcla de frenesí y ningún instinto de supervivencia, logré matar zombies con sillas, macetas, cajas registradoras, bombas molotov, una figura de Santa, el tradicional bate, un trípode, una cabeza navideña y, personalmente mi favorito, un desfibrilador. Un clásico “beat ‘em up” para quienes quieren desquitar el estrés diario y ver volar incesantes cantidades de sangre zombie.

Nuevamente dimos una vuelta por el mundo de Gears of War 4, el título de The Coalition, lanzado en Octubre de este año. Esta vez pasando algo de tiempo por la campaña single player.

Finalizamos el evento de Microsoft con un brindis, cerrando el año y despidiéndonos hasta el próximo que, sabemos, se viene con algunos lanzamientos que estamos esperando: Scalebound, Sea of Thieves, State of Deacay 2, Halo Wars 2 y Cuphead. Les agradecemos a los organizadores por la invitación y a ustedes por acompañarnos durante este año.

Dead Rising 4 ya está disponible desde el 6 de diciembre para las plataformas de XBOX One y Windows.