¡Por fin en mis manos la beta de este juego! Desde que se vieron detalles del juego durante la E3 de 2016 que me generaba curiosidad. Por un lado los juegos de Ubisoft suelen gustarme bastante, y por otro lado es un shooter en tercera persona en mundo abierto, con algunos elementos tácticos, cooperativo y con hermosos paisajes. La combinación suena bien, y la ejecución es … “buena”.

La BETA inicia con la creación y personalización de nuestro personaje. Sexo, características faciales, indumentaria, accesorios, tatuajes o cicatrices. Un editor clásico y robusto, en el que seguramente encuentres alguna combinación interesante para verte acorde y genial durante todo el juego. Posteriormente podés cambiar los accesorios y vestimenta, todo in-game.

Inmediatamente al finalizar la creación nos encontramos en medio del lío: la primera misión consiste en eliminar algunos enemigos e interrogar un objetivo sin morir (o que muera) en el intento. A continuación, obtenemos la ubicación del siguiente objetivo al que debemos rescatar. Mientras recorremos cada asentamiento nos familiarizamos con algunos de los chiches del juego. Binoculares, un dron (con un alcance inicial un poco limitado, pero muy efectivo para marcar enemigos), silenciadores, granadas y la posibilidad de enviar al ataque a nuestros compañeros en caso de que sean controlados por la IA. Inicié estas misiones en dificultad Veterano, presentando un balance adecuado entre despreocupación y desafío. Unos cuantos tiros bien puestos en nuestro personaje y estaremos eliminados, teniendo que aguardar a un compañero para reanimarnos y poder continuar.

¿El paisaje? Precioso. Se ve bien, se siente inmenso y te dan muchas ganas de recorrer todo. Los animales se comportan algo raros, corriendo para todos lados estrellándose contra árboles y paredes. Los NPCs también son algo extraños, reaccionan muy tarde y de forma aleatoria. De todas formas es una BETA, y es posible que estos aspectos del comportamiento se corrijan (y sino es cuestión de esperar un post de por ahí recopilando las situaciones más extrañas y graciosas).

La característica más disfrutable del juego dice ser su modalidad cooperativa. Si bien la BETA tiene algunos problemas de sincronización con los otros personajes en el equipo, el matchmaking es rápido y las opciones de comunicación táctica son correctas. En misiones complejas, organizarse con nuestros colegas humanos es mucho más complicado que con los AI (aunque sean bastante tontos), ya que el más mínimo error de cualquier integrante arruina por completo el sigilo y puede desencadenar el bendito alerta de “MISIÓN FALLIDA”.

Manejar vehículos y atravesar el territorio del país boliviano con amigos es super divertido y frenético, aún cuando la física de los vehículos y el manejo en sí es durísimo. Se improvisan carreras, ataques a convoys enemigos, y cada tanto algún que otro accidente con algún compañero motociclista.

Uno de los puntos más flojos del juego: todos los personajes son idénticos. Cada quien puede mejorar habilidades obteniendo puntos de experiencia, pero no hay una red de skills que nos haga inclinarnos por algo más táctico u ofensivo. Si un integrante quiere ocuparse de ser francotirador, con tener el arma correspondiente bastará. Entonces lo que sucede es que no se precisa una organización táctica al abordar la misión, todos van haciendo más o menos lo que les pinta porque todos tienen en esencia las mismas habilidades. Lo que sí rescato es la libertad para hacer casi cualquier cosa: me subí a pilotear un helicóptero con mis 3 amigos, volé lo más alto que pude y me escapé en paracaídas esperando ver un espectáculo fatal desde lejos… pero se salvaron 🙁

En conclusión, la BETA de Ghost Recon: Wildlands me desilusionó un poco. Problemas de física, monotonía en las misiones haciéndolas parecer todas idénticas, las genéricas habilidades de personaje y problemas de respawn (nos da a elegir una ubicación, pero no siempre nos ubica donde seleccionamos) hicieron que la experiencia no fuera del todo buena. Falta poco para su lanzamiento y hay muchos puntos para corregir, será cuestión de tiempo ver qué tipo de ajustes realizan para que sea más entretenido disfrutar este juego con amigos…

Y otro gran punto a tener en cuenta, puede que el tráiler de lanzamiento muestre una sincronía genial para implementar con amigos y jugar un rato a ser un super equipo táctico preparado para cualquier cosa. Pero, a menos que tengas siempre 3 amigos para jugar en línea con vos, es imposible lograr este tipo de comunicación y sincronía con usuarios aleatorios encontrados por matchmaking. Así que ya saben, si necesitan una integrante más estaré disponible para entrar a cualquier tipo de misión en PlayStation 4.

Tom Clancy’s Ghost Recon Wildlands estará disponible el día 7 de marzo para PlayStation 4, Xbox One y PC, con un precio estándar de 60 dólares y contará además con un Season Pass opcional de 40 dólares adicionales (Gold Edition).

 

  • Nicolas

    No se, yo les pedi que agarren un helicoptero y lo metan de cabeza en algun pueblo… No obtuve lo que queria… Ah, y si, el juego esta entretenido para jugarlo con amigos, y meter un helicoptero de cabeza en algun pueblo. Genial analisis!!! Saludos!!

  • jopoloco011190

    Siempre va a ser mas divertido con amigos, estos últimos juegos de Ubi no son malos, están entretenidos, son mediocres a lo sumo pero para lo que ofrecen me parece que se les fue la mano con los precios. Más si querés comprar el season pass, están en pedo.